8 Elementos Prácticos que Pueden Aumentar tus Ventas Hoy

El objetivo de tu presentación de ventas, es influir sobre las personas, claro eticamente, para que hagan lo que les ayude a resolver su necesidad.

1. Beneficios, no características:

Dile a tus clientes potenciales, cómo tu solución, ya sea un servicio o un producto, mejorará su vida. Puedes usar simbolismos que sirvan para expresar mejor tus ideas y captar su imaginación.

Por ejemplo, en lugar de decir: “Nuestro avanzado proceso de lavandería dejará tus trajes libres de arrugas”

Es Mejor decir: “Entrarás a esa reunión con mayor confianza cuando sepas lo limpio, fresco y profesional que te ves”.

2. Ciertas palabras:

Hay ciertas palabras específicas que tienen más probabilidad de capturar la atención de las personas y mantener su interés. Una de esas palabras que ha probado su valor una y otra vez es “nuevo”. Diles que tu producto, formula o tu oferta es “nueva”, y ellos querrán saber más acerca de esta.

Otras palabras de este tipo son “tu” y “tuyo”, habla directamente con la gente. Cuando ven la palabra “tu”, irresistiblemente se ven reflejados. En lugar de decir, “Los compradores encontrarán que este producto soluciona muchos de sus problemas de peso”. Es mucho más efetivo decir, “ encontrarás que este producto resuelve muchos de tus problemas más desafiantes».

Siempre dirígete al individuo, y tu escrito será más persuasivo.

3. Habla acerca de lo que puedes hacer por ellos:

Las personas están interesadas en lo que puedes hacer por ellos. Así que evita hablar sobre ti. Así que, ¿por qué les importaría que tengas 20 años de experiencia?

¿Qué significa para ellos que conozcas exactamente lo que necesitan y cómo darselos?. Por ejemplo, ¿Qué importa que uses queso importado de Italia? Lo que importa es que podrán disfrutar de una pizza con un delicioso queso, que se funde a la perfección y llena la boca con una textura que se deshace en la boca.

Enfoca la atención en lo que el producto hará por el lector. Cuando terminen de leer, no querrás que digan que escrito tan bueno. En cambio, querrás que digan, «Tengo que tener eso. ¿Cómo lo obtengo?».

4. Muestra a los lectores que conoces sus necesidades:

Todos queremos sentir que somos comprendidos. Y antes de darle nuestro dinero a alguien, queremos estar seguros de que la persona nos entiendes y conoce específicamente lo que necesitamos.

Si tienes un gimnasio y quieres atraer a mujeres de mediana edad, explica que proporcionas un ambiente cómodo donde las mujeres se visten para ejercitarse, no para impresionar a otros, y que tus expertos nutricionistas las ayudarán a desarrollar una dieta efectiva que se adapte a sus estilos de vida. Si tu gimnasio está enfocado en hombres jóvenes, destacarás que los entrenadores trabajan al máximo para que desarrollen un físico impresionante. Atiende la necesidades particulares del grupo al cual quieres atraer.

5. Sé específico:

Evita hacer declaraciones vagas y exageradas. Nadie te lo comprará. En cambio, usa números reales o hechos. Decir que eres el sastre más rápido en el pueblo no significa nada. Pero decir que terminas las reparaciones en 24 horas es decir mucho.

En lugar de decir, “Hacemos entonaciones de alta calidad para autos”. En mejor decir, “Nuestro proceso de inspección de 24 puntos asegura que saldras conduciendo con confianza”.

6. Maneja objeciones:

Puede ser que sepas que cobras mas que otros negocios como el tuyo, pero hay razones para esto. Usas piezas de mejor calidad. Das un servicio más personalizado. Evita esconder las objeciones bajo la alfombra. Conviértalas en ventajas. “Si, somos un poco más costosos que nuestra competencia, y esta es la razón…” Luego explica porque tienes que cobrar más, y eso a la larga significa una oferta.

7. Lanza pocos detalles técnicos:

No aburras a la gente con estadísticas, sino lanza pocos detalles aquí y allá que muestran lo que te hace sobresalir, y que puede realmente darte seriedad. “Nuestro cuero procesado a mano pasa por un proceso de 56 pasos lo que hace sobresalir sus elementos”.

“Nuestro complemento dietético estimula la pérdida de peso en 83%” “65% de los médicos que lo han probado, recomiendan a sus pacientes nuestra ayuda natural para el sueño”. “Nuestro aceite de motor mantiene su motor 79% más limpio que la marca más cercana”.

Pon atención en cada parte de tus elementos/mensajes de venta:

Cada parte tiene un trabajo que hacer. Asegúrate que haga lo que se supone que haga.

La primera cosa que ven los lectores es el titular, así que asegúrate que sea grandioso. Debe ser intrigante, contener una promesa, presentar un problema que resolverás – y más que todo, capturar la atención del lector. Trabaja inteligentemente para crear un titular que pienses que puede funcionar, y luego pruébalo, muéstraselo a otros y pregúntales su opinión. Observa los titulares en las piezas de correo directo que recibes en el correo y saca ideas de ellos.

8 Es un arte!

Los redactores creativos te dirán que escribir textos que hagan que la gente actúe es un arte. Y las reglas no son completamente claras. Algunas de las mejores campañas publicitarias que simpre funcionaron es porque fueron innovadoras e hicieron cosas que nadie más pensó antes.

Algunos métodos funcionan con algunos productos, pero no con otros. Algunos métodos que funcionan bien cuando se prueban la primera vez, rápidamente envejecen y dejan de funcionar.

Así que la clave es tener piezas de venta que sigan funcionando y para eso debes mantenerte probando.

Varía titulares. Varía ofertas. Al final, la verdadera medición del valor de una pieza de ventas es cuanta gente responde haciendo lo que le solicitaste que hicieran.